fbpx

6 señales que alertan de que tus finanzas van a entrar en crisis

6 señales que alertan de que tus finanzas van a entrar en crisis

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Business Insider y no dejes de visitar su página!
Ver Original:




Llevar el control del dinero entrante y saliente puede ayudarnos a saber cuándo nuestra situación financiera ha entrado en crisis. Con todo, hay algunas señales que nos empiezan a indicar que algo no está yendo bien a la hora de tener el pleno control de tu presupuesto.



No siempre se está en un momento boyante económicamente. Nuestra economía personal puede pasar diferentes momentos: desde encontrarnos en la cresta de la ola a nivel presupuestario hasta tener muchas dificultades. Aun así, hay muchas veces en las que no nos damos cuenta de cómo nuestro día a día se ha vuelto más adverso.

Qué es la técnica de los 5 tarros y cómo puede ayudarte a ahorrar

Llevar el control del dinero entrante y saliente puede ayudarnos a saber cuándo nuestra situación financiera ha entrado en crisis. Con todo, hay algunas señales que nos empiezan a indicar que algo no está yendo bien a la hora de tener el pleno control de tu presupuesto.

Por eso, avanzamos algunas señales que te puedes dar pistas sobre si tu situación financiera está entrando en serios problemas.

1. Empezamos a tener muchos más gastos que ingresos

Es un principal aviso a navegantes. Si de pronto comenzamos a tener muchos más gastos que ingresos de manera recurrente, estamos entrando en un serio problema. Sobre todo si, efectivamente, se repite durante muchos meses.

Lo recomendable es que prestes mucha atención a tu economía doméstica. Si estás empleando mucho más dinero del que puedes asumir empieza a plantearte que tu economía no está siendo lo más sana posible. Cambia la dinámica para evitar entrar en una crisis de lleno.

2. Endeudamiento exagerado

Otra de las muestras que pueden indicarte que estás en una mala situación financiera es que tu nivel de endeudamiento sea demasiado alto. Si tu nivel de deuda supera el 20%-25% de lo que estás ingresando empieza a preocuparte. Es un claro síntoma de que puedes entrar en crisis si llega un momento adverso como la pérdida de tu empleo. Trata de no tener créditos que dificulten tu capital disponible.

3. Pérdida de empleo y dificultad en tu presupuesto

Obviamente esto es un diagnóstico claro de que tu situación financiera está entrando en crisis. Cuando disminuye el comercio y bajan las ventas, las empresas buscan maneras de reducir costos. Esto aumenta las probabilidades de que decidan despedir empleados, recortarles el sueldo o forzarlos a jubilarse temprano.

“Empieza a pensar en el plan B”, aconseja Judith Ward, planificadora financiera sénior de T. Rowe Price. Para aumentar tus posibilidades de conseguir rápido otro trabajo si te despiden, actualiza tu currículum e intensifica tus esfuerzos para establecer contactos.

4. falta de dinero en efectivo

Si no cuentas con un fondo para gastos imprevistos tu riesgo financiero empieza a crecer desmesuradamente. La mejor fórmula de protegerte contra una crisis financiera particular son los ahorros en efectivo, especialmente si te has quedado sin trabajo. Por eso, los expertos recomiendan que en los buenos tiempos empieces a ahorrar para que dispongas de la liquidez necesaria.

De este modo, la regla general es tener dinero ahorrado para seis meses de gastos de manutención. Pero es mejor “tener suficiente para un año o más”, según Judith McGee, directora ejecutiva de McGee Wealth Management.

5. Problemas en la cartera de inversiones

En el supuesto de que tengas inversiones, síguelas muy de cerca. Las recesiones vienen acompañadas de un declive de la bolsa y el patrimonio que has invertido es posible que haya menguado preocupantemente. Si lo ha hecho hay dos señales claras: hemos entrado en recesión y dispones de menos capital, por lo que tu economía peligra. La tarea de vigilar nuestro dinero es absolutamente vital.

Haz un análisis tu cartera de inversiones. Hazte una idea de lo arriesgada que es y de la magnitud del golpe que podrías sobrellevar sin sufrir “daños irreparables”, dice Joseph Janiczek, director ejecutivo y fundador de Janiczek Wealth Management.

6. Problemas con tu hipoteca o alquiler

La casa de tus sueños se puede convertir en una pesadilla si empiezas a tener problemas para pagarla. Tal y como se encuentran los precios de los alquileres si en algún momento el pago mensual te supone más del 40% puedes estar incurriendo en un grave problema. Ten mucho ojo con esto y busca soluciones para evitar que tu situación financiera sufra todavía más.

*Artículo original publicado en Business Insider






Compartir este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *