fbpx

Arquitectos italianos crean una casa ecológica con suelo local usando una impresora 3D gigante

Back to Blog

Arquitectos italianos crean una casa ecológica con suelo local usando una impresora 3D gigante

Una firma de arquitectura italiana ha creado una casa con forma de cúpula con una impresora 3D gigante usando el propio suelo local de una zona. Aseguran que ayuda al medio ambiente, es muy barata y es capaz de proporcionar un aislamiento total.

La tecnología de las impresoras 3D ha dejado un montón de utilidades que se han aplicado en cientos de campos distintos: urbanismo, recreación de obras maestras clásicas e incluso respiradores autónomos para luchar contra el coronavirus.

Es una herramienta que está en plena expansión y auge y como es lógico es el momento en el que nuevas ideas empiezan a aparecer para aprovechar su potencial al máximo.

Así lo ha debido pensar una empresa italiana de arquitectura que ha empezado a experimentar con la creación de casas más económicas utilizando como material de construcción barato y fácilmente disponible el propio suelo local de una zona.

Tal y como cuenta Fast Company, durante las últimas semanas varias impresoras 3D han depositado lentamente capas de tierra en forma de cúpula en la ciudad de Ravenna, en Italia, para crear un lugar perfectamente habitable a la que han llamado Tecla (Tecnología y arcilla).

Mario Cucinella, fundador de la firma de arquitectura del mismo nombre que ha llevado a cabo el proyecto, deja claro como surgió la idea: “Hay una larga historia de arquitectura hecha con barro y adobe”. Además, tiene claro que es una combinación que puede “reducir la huella ecológica” y que no es solo alta tecnología, “sino una mezcla entre herramientas nuevas y material antiguo”.

Muchas otras compañías confían plenamente en el hormigón como material primario, pero este tiene una huella ambiental muy alta. Al utilizar lo que viene directamente de la tierra, puede evitar el impacto medioambiental y además reducir el transporte.

Lo único que tienen que hacer es depender de la tierra excavada en el lugar de construcción y mover la máquina, que asegura que es muy fácil de mover.

Así es el primer taller ilegal de impresión 3D de armas desmantelado en Tenerife

“Solo tenemos que enviar la máquina, que es muy liviana y simple, y luego analizar el suelo y usar el material local”, explica Cucinella.

El proceso es muy simple: la máquina excava quitando piedras y después mezcla tierra, agua y cáscaras de arroz en una hormigonera para poder formar las paredes.

La casa tiene cerca de 196 metros cuadrados y tardo unas 200 horas en imprimirse, aunque asegura que el proceso será mucho más rápido en el futuro.

Además, tiene claro que la forma abovedada de la construcción la hace muy fuerte y es capaz de proporcionar aislamiento. Lo mejor es que cuenta con un tragaluz en la parte superior para que durante el día no sea necesario contar con ninguna fuente de iluminación adicional.

El equipo ahora tiene en mente explorar variaciones en el diseño, como hacer un edificio de dos pisos y espera compartir la solución con todo el mundo.

Lo mejor es que el diseño se puede adaptar a cualquier suelo y clima local.

“La idea es no tener la misma casa en todas partes, porque la máquina puede imprimir cualquier tipo de casa”, sentencia.

*Artículo original publicado por Carlos Ferrer Bonsoms en Business Insider

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Business Insider y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog