fbpx

así es el nuevo mundo virtual de Facebook que podría ser pronto un nuevo habitat para las marcas

así es el nuevo mundo virtual de Facebook que podría ser pronto un nuevo habitat para las marcas


PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Hubo un momento en el que el gran tema de moda, el hype por excelencia, estaba en los mundos virtuales. Era aquel momento en el que SecondLife acababa de irrumpir en el mercado, se estaba posicionando como el tema de moda y todo el mundo – marcas y empresas incluidas – parecía estar deseoso de sacar partido de esa realidad alternativa y virtual.

Las marcas creaban presencia en SecondLife y hasta los políticos daban mítines en el mundo virtual para demostrar que eran modernos y comprendían el futuro. Igual que se encumbró con gran rapidez, SecondLife pinchó casi se podría decir que igual de rápido. El boom del mundo virtual dejó paso a otras modas y a otros temas tecnológicos del momento.

Pero ¿están llamados a desaparecer los mundos virtuales o están llamados a renacer, creando nuevamente oportunidades para marcas y empresas para posicionarse, con un golpe de tuerca? Facebook acaba de presentar Horizon, su propuesta de mundo virtual que, además, juega con un elemento a mayores. Horizon es un proyecto de Oculus, su división de realidad virtual y quienes estaban trabajando en crear unas gafas de realidad virtual.

Si Second Life permitía ver un mundo alternativo creado por el usuario, Horizon permite al internauta entrar directamente en ese mundo virtual. Es algo que se puede experimentar.

Horizon, aunque acaba de ser presentado en la conferencia de desarrolladores de Oculus, no llegará hasta 2020 (aunque Facebook cerrará en octubre los que hasta ahora habían sido sus esfuerzos por crear espacios para la realidad virtual). Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, ha señalado que para crearlo han bebido de lo que saben sobre las experiencias en redes sociales y sobre lo que se ve en las comunidades de realidad virtual.

La idea es, por tanto, no crear simplemente una sala de chat inmersiva de realidad virtual sino la de crear un entorno social. Los usuarios podrán así quedar con otras personas, pero también crear espacios propios y comunidades sin que tengan que tener grandes conocimientos para ello. La plataforma da unas herramientas simples para poder hacerlo “No necesitas saber cómo crear código con World Builder”, explica Zuckerberg, destacando que quieren dotar a ese espacio virtual de una sensación de presencia. Los usuarios solo necesitarán crear su avatar y lanzarse a explorar lo que ofrece la plataforma.

Con todo ello lograrán que la experiencia resulte más atractiva a más consumidores y no solo a los early adopters de la realidad virtual. Convertirla en algo mainstream es, sin lugar a dudas, algo crucial para una compañía que vive de llegar a grandes masas de consumidores y monetizarlos luego vía publicidad y servicios a marcas.

El retorno del mundo virtual

Y, al fin y al cabo, eso es lo que se ha estado esperando de la realidad virtual desde que empezó a convertirse en un tema emergente. Mientras los diferentes gigantes de la red se lanzaban a crear gafas y dispositivos para poder acceder a esa experiencia de visionado, las empresas esperaban que eso crease un universo nuevo para sus mensajes y para sus servicios.

La realidad virtual (especialmente a medida que las gafas se iban haciendo más y más baratas) permitiría crear experiencias inmersivas y posicionarse de un modo más llamativo. Además, también permitían crear nuevos contenidos y nuevos formatos, ayudando a dar a conocer los productos de un modo más preciso y más visualmente poderoso.

Por supuesto, este creciente interés – y el hecho de que las compañías tech pareciesen estar en una escalada para lanzar sus propias gafas antes y mejor que la competencia – creó un momento de hype, en el que la realidad virtual empezaba a posicionarse como la nueva gran octava maravilla sin llegar a lograr nada de lo que prometía.

Los consumidores, al fin y al cabo, no se estaban haciendo en masa con las gafas en cuestión y, aunque había algunos usos pioneros ya con tirón, en general la realidad virtual no estaba arrasando con todo. El nuevo movimiento de Facebook, sin embargo, vuelve a ponerla encima de la mesa y a situarla como una potencial herramienta emergente para generar ventanas de oportunidad.

Eso sí, las marcas tienen que ser conscientes de que los mundos virtuales, sean cuales sean, también tienen aparejados retos. Tienen que comprender que su marca deberá adaptarse a un nuevo entorno y que lo que ocurre en el mundo virtual, por muy virtual que sea, tendrá repercusiones fuera, lo que les obligará a jugar con tiento. Y no solo eso: llevar lo que ya se ha asentado como elementos clave de la marca a estos nuevos escenarios no siempre es fácil y no siempre funciona.



Orígen:

Compartir este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Actualmente estás desconectado