fbpx

Así ha cambiado la economía española 8 meses después del estado de alarma

Back to Blog

Así ha cambiado la economía española 8 meses después del estado de alarma

Este sábado se cumplen 8 meses de la declaración del estado de alarma por el impacto de la pandemia de coronavirus en España. Desde entonces, el total de contagiados ha superado los 1,4 millones, los fallecidos rebasan los 40.000 y gran parte de la ciudadanía está sometida a restricciones de movilidad tras varios meses de confinamiento estricto en primavera.

En estos últimos 8 meses, la economía española ha acusado el contagio del coronavirus. Así, entre marzo y noviembre, España ha entrado y salido de la recesión técnica y ha tenido que poner en marcha —y posteriormente ampliar— varias medidas para evitar que las restricciones provocasen quiebras de empresas, despidos masivos y una mayor desigualdad social.

Récord de turistas extranjeros, paro a la baja y PIB en ascenso: así era la economía prepandemia

Antes del comienzo de la pandemia, la economía española era una de las que más crecía en la eurozona, cerrando 2019 con un crecimiento del PIB del 2%, muy por encima de las cifras de Alemania, que cerró el año con un avance del 0,6%, y Francia, que creció un 1,2%.

Sin embargo, el avance del PIB en 2019 suponía su tasa anual más baja en los últimos 5 años, desde la recuperación de la Gran Recesión, lo que mostraba los primeros indicios de una ralentización del crecimiento económico que acabaría convirtiéndose en un desplome hacia la recesión por el impacto del coronavirus.

La pandemia empujará a la pobreza extrema a 100 millones de personas en 2020

En cuanto al empleo, la última Encuesta de Población Activa de 2019 y los últimos datos de paro antes de la declaración del estado de alarma, en enero y febrero, también mostraban signos de ralentización en la creación de empleo, pese situarse en cifras que no se registraban desde la década pasada.

Así, la EPA del cuarto trimestre de 2019 reflejaba el mayor descenso del paro en 6 años, con 112.000 parados menos, hasta alcanzar la mayor cifra de ocupados desde 2008, rozando los 20 millones de trabajadores en activo. Mientras, el dato de paro de febrero también mostraba la menor cifra de desempleados desde 2008, con 3,25 millones de parados.

La bonanza relativa en la que vivía la España prepandemia se revela también en las cifras del sector turístico, que registraba en 2019 su máximo volumen histórico de actividad, con 153.000 millones de euros, elevando el empleo en el sector un 3,5% y marcando un nuevo récord de turistas extranjeros, con 83,7 millones de viajeros internacionales y un gasto de 92.337 millones de euros.

8 meses después, la economía sigue acusando el impacto de la pandemia

Comparar las cifras macroeconómicas de febrero con los últimos datos de los que disponemos en noviembre revela la gravedad de las consecuencias del coronavirus en la economía española, que entró en recesión a finales de julio tras haber sufrido el mayor desplome de su historia en el segundo trimestre, con un retroceso del PIB del 18,5%.

De hecho, los datos de Eurostat del segundo trimestre, durante los meses más duros de la pandemia, revelaban que España era el país de la Unión Europea que había sufrido una mayor caída de su PIB y que había destruido más empleo entre abril y junio, con una caída del 7,5% en su población activa.

La recuperación del mercado laboral se está haciendo esperar, dado que las últimas cifras de empleo en la UE, correspondientes a agosto, muestran que la tasa de paro de España es del 16,2%, duplica la media comunitaria, al tiempo que se mantiene la medalla de oro europea, sin incluir a Grecia, en tasa de paro juvenil y femenino.

Mientras, el último dato estatal de paro registrado, correspondiente a octubre, eleva el total de desempleados a 3,83 millones de personas, mientras que la cifra de ocupados se situaba en 18,9 millones de trabajadores en activo, lo que supone, respectivamente, casi 600.000 desempleados más que en febrero y 1 millón menos de ocupados.

El contraste es todavía más destacado en lo que respecta a las cifras del sector turístico. En septiembre, el volumen de turistas internacionales fue un 87% inferior al de 12 meses antes, mientras que el acumulado entre enero y septiembre reflejaba una cifra total de 16,83 millones de visitantes, un 75% menos respecto a los más de 67 millones que visitaron España en los primeros 9 meses de 2019.

Del mismo modo, el gasto acumulado de los turistas extranjeros se ha desplomado un 76% entre enero y septiembre, pasando de 73.500 millones de euros en ese periodo de 2019 a apenas 17.700 millones en 2020. Por ello, el sector ha dado el año por perdido, con unos números rojos que superarán los 8.000 millones de euros, según las estimaciones del departamento de visados de EEUU.

¿Qué pasará en los próximos 8 meses?

De cara a los próximos 8 meses, los expertos consultados por Business Insider España no son excesivamente optimistas y destacan la incertidumbre que acompaña a cualquier tipo de previsión económica desde el inicio de la pandemia, a la que hay que añadir las expectativas que ha generado el avance en la investigación de la vacuna contra el coronavirus por parte de Pfizer.

Así, Elisabet Ruiz-Dotras, profesora de Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), asegura que “es complicado hacer pronósticos ya que hay muchas variables por decidir” y destaca que la próxima campaña de Navidad, para la que señala que se están tomando medidas, “podría provocar una nueva oleada de contagios y, por tanto, de restricciones”.

Ruiz-Dotras afirma que este escenario supondría “alargar el problema”, señalando que el turismo es una fuente de ingresos muy importante para España y que el tejido industrial también se ha visto afectado, por lo que estima que otra ola de contagios volvería a afectar a los mismos sectores.

La profesora de la UOC prevé que “la economía va a acumular déficit, ya está muy mal el PIB, que ha caído muchísimo, tenemos una tasa de paro muy elevada y una deuda pública muy elevada, es decir, ya estamos bastante al límite”, por lo que augura que el paro podría crecer al 20% en 8 meses, precisando que no ve descabellado que se aproxime al 25%.

Respecto a la vacuna Elisabet Ruiz-Dotras señala que es una “buena noticia, pero todo el mundo quiere poner muchas esperanzas en ella”, como se ha visto en su impacto en los mercados, pero pide no perder de vista la realidad de la vacuna, señalando que su impacto no se conocerá “hasta pasado 1 o 2 años”.

Además, destaca que se destinen fondos a la vacuna cuando “los empresarios están pidiendo ayudas y se agotan en cuestión de minutos”. Y agrega que “esto es una guerra, una versión de guerra moderna, y las guerras nunca han durado 8 meses y sus consecuencias nunca han durado un año”, por lo que no prevé que se produzca una recuperación completa hasta 2024.

Por su parte, el profesor de Economía en la Universidad de Comillas ICADE, Emilio González, plantea 3 escenarios posibles para los próximos 8 meses, dependiendo de la eficacia de la vacuna y de su capacidad para reactivar la economía y la llegada de turistas a España.

El escenario optimista supone que la vacuna llega a España y se distribuye sin problemas, lo que González estima que permitirá que “podamos recuperar la actividad normal dentro de lo que es la economía española, sin necesidad de elementos de distanciamiento social”, lo que supondría la recuperación de la hostelería, el turismo y el ocio.

No obstante, el profesor de Comillas ICADE considera que este escenario “no es muy probable”, debido a las dudas sobre la estabilidad y la conservación de la vacuna, la capacidad hospitalaria para almacenarla y la incertidumbre sobre su capacidad de inmunización y sus posibles efectos secundarios.

Estas dudas son las que dan forma a su escenario central, en el que “habría que seguir manteniendo medidas de distanciamiento social y, por tanto, no podríamos recuperar plenamente la actividad“, lo que genera incertidumbre sobre la capacidad del sector turístico para ofrecerse como un destino seguro tras la evolución de la pandemia durante los 8 meses anteriores, “aunque dispongamos de una vacuna”.

Por eso, Emilio González se decanta por el escenario pesimista, “en el que la vacuna no sirve, el turismo no se recupera y estamos en un país en el que se están destruyendo empresas, en el que no todos los afectados por los ERTE podrán volver al trabajo, en un país endeudado que no va a poder gastar alegremente en gasto público, como dice el Gobierno”.

Así, el profesor de Economía augura una situación de estancamiento y de recuperación a partir de la segunda mitad de 2020 “como poco” y destaca que la pandemia ha agravado las tendencias de agotamiento del crecimiento y la creación de empleo y de aumento del déficit y la deuda que se manifestaban ya antes del coronavirus.

*Artículo original publicado por Adrián Francisco Varela en Business Insider

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Business Insider y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog