fbpx

Cómo Copenhague logrará la neutralidad de carbono para 2025

Back to Blog

Cómo Copenhague logrará la neutralidad de carbono para 2025

Copenhague, paraíso de las bicicletas y uno de los países más felices del mundo, tiene todas las papeletas para cumplir con su propósiot de ser neutral en carbono para el próximo 2025. ¿Cómo lo ha conseguido?

Colorida arquitectura, ruedas de bicicletas, aire limpio, cultura activa y hermosos canales caracterizan a la capital danesa. Una de las ciudades más felices del mundo gracias a sus oportunidades de conciliación, matrícula universitaria gratuita, jornadas laborales más cortas o más días de vacaciones. Destaca el agua de sus grifos, sometida a un estricto control de calidad diario, la cual no precisa cloro ni ningún producto químico.

Los planes de Copenhague pasan por alcanzar la neutralidad de carbono en el próximo lustro. El germen de la idea se remonta a 2009, fecha en la que la la capital danesa fue sede de la COP15 Global Climate Conference. Diecisiete miembros de la Alianza de Ciudades Carbono-Neutrales se han comprometido a reducir sus emisiones de carbono en un 80% para 2025, pero Copenhague fue un paso más allá al declarar que se convertirá en la primera urbe del mundo neutral en carbono para dicha fecha.

Los datos revelan que la ciudad va por buen camino de lograr su propósito. La neutralidad se puede alcanzar principalmente por dos vías: equilibrando las emisiones de dióxido de carbono con la eliminación de carbono más allá de los procesos naturales, generalmente mediante la compensación de carbono, o a través del proceso de eliminar o secuestrar dióxido de carbono de la atmósfera para compensar las emisiones en otros lugares.

El objetivo de Copenhague de alcanzar la neutralidad de carbono para 2025 está claramente relacionado con un fuerte enfoque en el crecimiento, el empleo y la calidad de vida. En 2014, Copenhague se convirtió en la Capital Verde Europea, líder como modelo para la economía verde. En su camino, Dinamarca está decidida a independizarse completamente de los combustibles fósiles para 2050. Edificios de alta eficiencia energética, smart cities, sistema energético flexible e inteligente o transporte eléctrico son algunas de sus bazas.

Las ciudades con mejor calidad de vida del mundo

Para reducir las emisiones de su sistema de calefacción, Copenhague está produciendo calor a partir de desechos municipales, mientras que a su vez construye una gran planta combinada de calor y energía de última generación alimentada con astillas de madera que reemplazará a una centraleléctrica de quema de carbón de 600 MW en la isla de Amager en la ciudad.

En términos de rendimiento energético, se estima que el 75% de las reducciones de emisiones de carbono provendrán de iniciativas relacionadas con el sistema energético de Copenhague, que implican principalmente un aumento en la proporción de energía renovable en la calefacción de la ciudad nórdica. También se abastecerá cada vez más de refrigeración remota, que podría eliminar potencialmente de la atmósfera de la ciudad unas 80.000 toneladas de emisiones de carbono.

De 2015 a 2019, el proyecto EnergyLab Nordhavn desarrolló nuevas infraestructuras energéticas urbanas para futuras soluciones energéticas. El proyecto tiene como objetivo integrar todas las formas de energía relevantes y disponibles en la ciudad, incluida la electricidad y la calefacción, los edificios energéticamente eficientes y el transporte eléctrico. Las actividades del proyecto se concentran en Nordhavn, el recientemente renovado barrio portuario de Copenhague. Este distrito emergente está diseñado para ser el laboratorio de energía inteligente más importante del mundo a escala masiva.

La digitalización tiene también su peso: las soluciones TI contribuirán a elevar los niveles de limpieza y salubridad, y además, atraen la inversión de startups inteligentes y el capital de los inversores: como laboratorio de pruebas en vivo para soluciones de TI y ciudades inteligentes, Copenhague destaca por su alta accesibilidad para la colaboración y las asociaciones con el sector público, la industria y el mundo académico. La participación ciudadana en la planificación y el desarrollo urbanos es muy alta, así como la adopción tecnológica. 

Fuente | Interesting Engineering

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Andrea Núñez-Torrón Stock y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog