fbpx

El mejor teclado de la historia

Back to Blog

El mejor teclado de la historia


No es el más lindo, ni el más duradero. Tampoco es el más caro (casi por el contrario) ni el más lleno de luces RGB.

El Genius KB-125 es, simplemente, el mejor teclado del mundo. Por un sinfín de razones.

Hace años vi un documental sobre las 10 mejores motos del mundo. Había motos increíbles, épicas. Motos italianas, alemanas y americans de las cuales se hicieron pocas coparon la mayoría de las posiciones, pero el galardón a la mejor moto de la historia se lo llevó una humilde moto japonesa que tuve la suerte de tener: La Honda C-90.

Y al igual que la famoso Econo, lo que define al Genius KB-125 y a toda la línea de estos teclados cómo de elite es que tienen la mejor relación precio / calidad / durabilidad de la historia. La calidad del plástico es buena, es robusto, liviano pero se mantiene en el lugar y las teclas tienen un feedback demasiado bueno por el precio. Incluso es mucho mejor que muchos teclados más caros, cómo varios microsoft que son hermosos pero lentos en el retroceso de las teclas.

Clásico y sobrio. Salvo la nervadura de las luces (que no me gustan) podría ser el teclado más aburrido del mundo, también.

No son IBM Model M, pero valen quizás un 5% de uno. Tampoco son un Razr Blackwidow (tengo uno y lo amo) pero la realidad es que es un teclado lo suficientemente bueno para algo realmente importante: que vale 2 mangos y tiene la capacidad de que nadie lo putee al usarlo.

No es de Elite, sinó que es un teclado ralo. Se lo ve en estudios jurídicos y oficinas por doquier. Pero soporta miles de batallas sin caer.

Es un teclado de Guerra. Como dije hace años alabando a su predecesor, el KB-125 es un guerrero, estaría en el frente mismo de batalla, soportando tempestades, dedos grasosos, derrame de líquidos, yerba, migas y hasta maltratos de policías que escriben con un dedo de cada mano y que con sus índices aplican una presión de 10kg/tecla.

Obviamente el usuario entusiasta siempre va a tratar de alejarse de marcas genéricas y que se miren de reojo como Genius pero si yo fuera esta empresa me importaría bastante poco cuando sé que puedo colonizar miles de estaciones de trabajo y lugares donde se necesita algo barato y fiable. Ahí es donde productos cómo este son verdaderamente incomparables.

Hace años tengo uno que suelo llevar en la mochila cuando voy a hacer algún trabajo. Porque uno nunca sabe cuando puede necesitarlo.

El KB-125 es uno de esos dispositos de hardware que genera fanáticos, como decía mi amigo W:

“Primero la patria, después la vieja, EL KB-125 y a continuación todo lo demás”.



Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog