fbpx

El Watercooling: de un sueño al mainstream

Back to Blog

El Watercooling: de un sueño al mainstream

Cuando escribí ¿El tan controversial RGB salvó a la PC? comentaba lo que era ser entusiasta del harware del milenio anterior y a principios de este. Los gabinetes eran blancos, no había luces ni mallas para cables, nada. Había que tener mucha capacidad en manejo de herramientas para hacerle un hueco a la tapa del gabinete y ponerle una ventana de acrílico, por poner solo un ejemplo.

Pero con un poco de maña, casi cualquiera podía tener una computadora personal bastante tuneada. Buen gusto, trabajo, algo de pintura y mucho cuidado terminaban en una estación de combate digna de respeto.

Aquellos valientes que usaban agua

Por entonces, existía algo que quedaba solamente para los que considerábamos “grosos” en esto de hacer mods y era utilizar refrigeración por agua. El Watercooling hace 20 años atrás era un trabajo artesanal, cómo el case modding, pero con el agregado de que el riesgo de quemar todo por una pérdida de agua – o peor aún, por condensación – eran muy grandes. Asimismo, aquellos que se animaban tenían que utilizar cosas creadas para otros usos. Bombas para peceras, mangueras para autos y radiadores de motos por dar algunos ejemplos de los hermosos Frankenstein’s que veíamos por entonces. Lo más complejo de conseguir, claro, eran los disipadores que se conectaban sobre los procesadores. A estos los hacían de manera totalmente artesanal sobre un bloque de cobre.

El que más recuerdo de mi época de entusiasta (que por entonces, peinaba un gran jopo) era Aitor. Esta persona era muy famosa en los foros de hardware ya que se dedicaba a crear bloques de Watercooling de extrema calidad, cuyos trabajos todavía se pueden visitar en el archivo de Devilmaster. Para dar una muestra de lo que eran estas obras de arte, quizás la mejor es esta genialidad de Dnkroz.

El agua: la frontera alcanzada

Hagamos una lista:

  • Gabinetes con tapa de vidrio ☑
  • Gabinetes negros ☑
  • Fuentes con cables mallados ☑
  • Neones, Leds, Colores en todos lados ☑
  • Watercooler

Cómo los fabricantes necesitan vender cosas y seguir tratando de generar necesidades, luego de que el estándar de una PC hogareña a entusiasta hoy se parece más a un árbol de navidad que a un electrodoméstico, no iba a pasar mucho tiempo hasta que los sistemas de refrigeración por agua empezasen a pulular en el mercado. Primero, obviamente, llegaron los productos de marcas reconocidas cómo AlphaCool, Artic, Corsair y Thermalthake, pero luego llegarían los clones chinos, y de esos vamos a hablar ahora…

ID Cooling: de China con amor

Hace unas semanas, cuando quise sacar un cooler Nisuta (no se rían, por esas casualidades era un muy buen cooler) que tenía desde hace años tuve la mala fortuna de que se rompió una de las patitas que se agarran al socket. Razón por la cual me puse a buscar un nuevo producto para refrigerar mi viejo – pero no obsoleto, diría Arnold – Core i7 4790K.

Tenía cómo idea fija la de comprar, por fin, un Cooler Master 212 Evo. Cooler que me encanta desde tiempos inmemoriales. Pero me picó el bichito del Watercooling. Debo admitir que mi experiencia con este tipo de refrigeración no era demasiada y se limitaba a ver equipos funcionando de amigos entusiastas que suelen tener equipos tan pero tan buenos que no fallan nunca. Como mucho una vez tuve la suerte de instalarle una unidad M.2 a uno, cosa que me llevó un par de horas y 3 termos de mate, nada más.

Así que compré un FrostFlow 240. Un Watercooler de ID Cooling que viene con un radiador de 240mm y 2 coolers de 12CM. Lo pagué ar$8500 cuando el 212 EVO estaba ar$12000 mientras mi PC tiraba como podía con el cooler stock de Intel.

Si bien instalar un sistema de Watercooling no es sencillo para aquellos con pocos conocimientos, hay que reconocer que con paciencia y ganas tampoco es imposible. En mi caso tuve que sacar el motherboard para colocar el backplate y luego colocar el radiador y los coolers en el gabinete (el gabinete debería venir preparado para un radiador de 240mm). Hay que tener en cuenta que, a diferencia de la costumbre de “sacar el aire caliente” los ventiladores que van junto al radiador tienen que “meter aire de afuera” para enfriar el agua que circular por el radiador. Tal cómo lo hacen los autos.

La construcción de todo es de muy buena calidad. Realmente en ningún momento se ve algo que genere desconfianza.

Así se ven los ventiladores de 120mm tirándole aire al radiador del WC.

Conclusiones finales

A ver… una vez instalado, el Watercooler más barato que me animé a comprar (no sé si es el más barato que se puede conseguir) me ha dado resultados realmente impresionantes. Hoy tengo al Core i7 con un OC a 4,6Ghz y en full load no pasa los 65°C. Y por si fuese poco el nivel de ruido ha bajado notablemente. Realmente aquella desconfianza de que “algo se moje” se va a los pocos minutos de ver funcionar este tipo de equipos, ya que todo funciona a la perfección.

No puedo dejar de recomendarles este tipo de productos, aunque, eso si, para instalarlo hay que trabajar un poquito.

El artículo El Watercooling: de un sueño al mainstream apareció primero en Tecnovortex.

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog