fbpx

¿Estamos preparados para integrar la inteligencia artificial en los puestos de trabajo?

Back to Blog

¿Estamos preparados para integrar la inteligencia artificial en los puestos de trabajo?

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Para BDO, España está en el top ten de países preparados para integrar la inteligencia artificial. El 78 % del tiempo que se dedica a los trabajos físicos rutinarios puede ser sustituido por máquinas,

La irrupción de la inteligencia artificial en la fuerza de trabajo provocará la automatización del 70 % de los empleos que requieren un bajo nivel de cualificación en los próximos 20 años, según el informe Impacto de la inteligencia artificial en el puesto de trabajo elaborado por BDO, que aborda el impacto que tendrá la inteligencia artificial sobre los trabajadores y la nueva paradoja que se producirá entre la mejora de las condiciones de trabajo y la inquietud que manifiestan los empleados por interactuar con robots.

El estudio refleja que el impacto de la inteligencia artificial es menor a medida que aumenta el nivel de cualificación que requiere el puesto de trabajo, ya que su irrupción influirá en la automatización del 46 % de los empleos que requieren una cualificación media y tan solo un 8 % en los trabajos de alta cualificación.

De esta forma, el 78 % del tiempo que se dedica a los trabajos físicos rutinarios puede ser sustituido por máquinas, algo que solo ocurre con el 9 % de las profesiones relacionadas con la gestión. No obstante, la automatización no solo afecta a las labores manuales sino también al 64 % del tiempo destinado a la recopilación de datos, así como al 69 % del tiempo que se destina a procesarlos, según explican los profesores de Oxford Karl Benedikt Frey y Michael Osborne en su web.

En el plano económico, el estudio elaborado por BDO también indica que la inteligencia artificial aportará aproximadamente un 14 % de incremento al producto interior bruto a nivel global en los próximos 20 años. Los costes serán más eficientes, consiguiendo productividades nunca vistas, se crearán nuevos tipos de puestos de trabajo y modelos de negocio. Aproximadamente 375 millones de personas en todo el mundo tendrán que cambiar sus tareas ocupacionales hasta 2030, debido a la automatización. Las industrias manufactureras y de construcción serán las más afectadas.

Dentro del concepto de inteligencia artificial se integran muchas nociones, como la evolución en tres fases de muchos procesos. Iniciándose primero la automatización básica (por ejemplo, con la robotización de procesos repetitivos); pasando posteriormente a la digitalización, donde el modelo es más sofisticado, integrando funciones y transformando la forma de plantearse el proceso; y finalmente la aplicación de inteligencia artificial, donde el factor humano tiene menos peso en las tareas de gestión.

Así mismo, las soluciones de inteligencia artificial se pueden agrupar en tres bloques: recibir información escrita, conversaciones, sonidos e imágenes; comprender; y actuar, donde la sustitución de puestos de trabajo tendrá más impacto.

En opinión de Sergio Esteve, responsable del área de Consultoría de BDO: Conviene diferenciar los distintos conceptos agrupados como inteligencia artificial de manera que sobre la evolución de estas tres fases -automatización básica, digitalización de procesos y aplicación y gestión de la inteligencia artificial-se termina dependiendo finalmente menos del factor humano.”

En este ámbito ya son habituales los cobots (robots utilizados en procesos industriales) o los chatbots (robots aplicados a procesos asistenciales). La sustitución de personas por robots en estos procesos rutinarios reduce los riesgos físicos y posicionales como el estrés muscular o la fatiga ocular. En el estudio de BDO se manifiesta una paradoja, el 80 % de los trabajadores que realizan tareas rutinarias se muestran insatisfechas por su trabajo, pero también que a un porcentaje parecido, al 75 %, le genera estrés la interacción con la inteligencia artificial.

Por otro lado, son cinco las tendencias clave de la inteligencia artificial que influirán en el futuro desarrollo de todas las empresas: chatbots y programación no lineal; reducir el tiempo de formación; desarrollar vehículos autónomos; Machine Learning; I.A. y modelos de responsabilidad social.

España, a la cabeza de Europa

Respecto a España, el estudio de BDO refleja que se encuentra en una buena posición de partida, dentro de los diez países con más profesionales preparados para afrontar el reto. A este factor se le añade que es el país con la mayor red de fibra óptica de Europa, por encima de Alemania, Inglaterra, Italia, Francia y Portugal juntas. Este hecho ha permitido asumir el teletrabajo con calidad en las comunicaciones de forma generalizada, ya que un 94 % de los hogares tienen posibilidad de conectarse por fibra óptica. Esta capacidad también será fundamental para el desarrollo de la inteligencia artificial, así como el despliegue de la tecnología 5G, en la que España debería tener un papel de liderazgo.

Por lo tanto, en base a los datos de los que disponemos el futuro de los puestos de trabajo se verá afectado de forma importante por la inteligencia artificial. España tiene una buena posición de partida tanto a nivel de capacidades profesionales como de comunicación. Las medidas que se tomen para superar la crisis económica, dentro de lo posible, deberían considerar el desarrollo de infraestructuras, empresas y profesionales que nos preparen para el cambio del modelo laboral que tendremos en los próximos 20 años.

Perspectiva de futuro

En estos tiempos complejos de crisis sanitaria, social y económica es difícil tener perspectiva de los cambios que se producirán dentro de 10-20 años. Pero es justamente ahora cuando, con las decisiones que tomemos, podemos cambiar nuestro futuro. Posiblemente la crisis económica requerirá de importantes esfuerzos por parte de los estados para que las empresas sean viables y los puestos de trabajo asociados a ellas no se destruyan.

La disrupción de la inteligencia artificial puede ser parecida a la que ha significado Internet en los últimos 25 años. Incorporará también ciertos aspectos de la revolución industrial, por la desaparición de algunas funciones que han realizado personas hasta ahora. No obstante, la inteligencia artificial no reemplazará todo el trabajo de los humanos, únicamente algunas funciones podrán ser automatizadas, como las tareas más simples y rutinarias, con menor componente creativo, y también aparecerán nuevos trabajos y se reforzarán otras competencias y habilidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog