fbpx

La gravedad de una depresión se puede saber con un análisis de sangre, según un estudio

Back to Blog

La gravedad de una depresión se puede saber con un análisis de sangre, según un estudio

Una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana apunta a que es posible determinar la gravedad de la depresión de un paciente a través de biomarcadores en un análisis de sangre sencillo.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, se calcula que la depresión afecta a más de 300 millones de personas, un fenómeno que se ha visto agravada por la pandemia. Cada año se suicidan cerca de 800.000 personas, y esta es la segunda causa de muerte en el grupo de edad de los 15 a 29 años. En los últimos años, ha quedado cada vez más claro que la depresión clínica puede dejar rastros biológicos en todo el cuerpo, y los especialistas quieren usar esos biomarcadores para mejorar los tratamientos.

La reciente investigación publicada en la revista Molecular Psychiatry revela que ahora resulta posible determinar la gravedad de la depresión de un paciente a través de biomarcadores en un análisis de sangre sencillo. Se trata de un avance fundamental para mejorar la medicina de precisión para los trastornos del estado de ánimo, mejorando la evaluación objetiva, la predicción de riesgos, la farmacogenómica y la prescripción de medicamentos.

Impulsado por los médicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, este estudio tiene como propósito eliminar la subjetividad y los ensayos de prueba y error en los tratamientos contra la depresión. Usando los biomarcadores en sangre para precisar el grado de gravedad de la misma, será posible ofrecer una atención más personalizada y diagnósticos más precisos y objetivos. 

Un ensayo prueba por primera vez un derivado de la ayahuasca para curar la depresión

“Esto es parte de nuestro esfuerzo por llevar la psiquiatría del siglo XIX al siglo XXI”, dijo en un comunicado de prensa el autor principal del estudio y psiquiatra de IU, Alexander Niculescu. “Ayudar a que sea como otros campos contemporáneos como la oncología. En última instancia, la misión es salvar y mejorar vidas”.

El estudio confirma cómo la depresión cambia con el tiempo, incluyendo la escala del ritmo circadiano de un individuo. Los tratamientos pueden adaptarse a esos datos y mejorar el tratamiento para cada caso individual y espe´cifico.

“Queríamos desarrollar análisis de sangre para la depresión y el trastorno bipolar, para distinguir entre los dos y hacer coincidir a las personas con los tratamientos adecuados”, dijo Niculescu en el comunicado. “Los biomarcadores sanguíneos están emergiendo como herramientas importantes en los trastornos en los que el autoinforme subjetivo de un individuo o la impresión clínica de un profesional de la salud no siempre son confiables.

Fuente | Futurism

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Andrea Núñez-Torrón Stock y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog