fbpx

La primera mascarilla compostable de Europa está hecha con fibra de cáñamo

Back to Blog

La primera mascarilla compostable de Europa está hecha con fibra de cáñamo

En la actualidad se estima que cada mes en el mundo se usan y se tiran 129.000 millones de mascarillas desechables y 65.000 millones de guantes, lo que supone un grave problema de salud pública y medioambiental. Una startup francesa presenta una alternativa biodegradable.

El material sanitario desechable ligado a la pandemia de coronavirus ya le está pasando factura a un planeta empachado de plástico, emisiones contaminantes y residuos que asfixian a los ecosistemas. El de las mascarillas constituye un grave problema especialmente para el medio marítimo: agravan una situación que de nueva no tiene nada. Sin contar todas las máscaras faciales y guantes que acaban en nuestras aguas, la ONU estima que cada año se arrojan al mar 13 millones de toneladas de plástico y que la mitad de este material producido a nivel mundial es para artículos de un solo uso.

Una de las principales alternativas, además de la utilización de mascarillas de tela, es el desarrollo de opciones de este tipo biodegradables y por tanto, respetuosas con el suelo, el océano y la biodiversidad. En una fábrica de la Francia rural, desde el comienzo de la pandemia los láseres cortan lienzos de cáñamo para confeccionar lo que según sus creadores se trata de la primera mascarilla facial compostable de Europa.

Tras irrumpir el coronavirus en el mundo, la compañía vio que su material compostable -usado para plantación y envasado- también podría usarse como un filtro seguro para máscaras, respondiendo a la emergencia sanitaria con su aportación de fieltro vegetal. El resultado obedece a un impulso del consumo responsable, ecológico y ético. Su máscara es biocompostable, compuesta por un fieltro que filtra al 100% en fibras naturales de cáñamo francés, con rendimiento controlado por la DGA, conforme a la categoría UNS 2, y se vende lista para usar o como kit dependiendo de sus necesidades.

Este ataúd viviente a base de hongos enriquece la tierra con tu cadáver

La startup se llama Geochanvre y presenta las máscaras de cáñamo como una forma de reducir los desechos plásticos durante la pandemia de coronavirus a partir de equipos de protección de un solo uso que, según los ambientalistas, tardará siglos en descomponerse y está contaminando los océanos. “Es una herejía no prohibir los productos de polietileno, materiales que se envían a todos los rincones del mundo. Utiliza materiales agrícolas locales”, dijo a Reuters TV Frédéric Roure, presidente fundador de Geochanvre.

Mientras que la mayoría de los equipos de protección de un solo uso están hechos de plásticos, incluidos polipropileno, polietileno y vinilo, estas mascarillas están elaboradas de este material totalmente natural que retorna al suelo sin problemas. El forro de la máscara incluye una mezcla de almidón maíz para mayor comodidad y una banda elástica reciclable. Los fardos de fibra de cáñamo se pasan a través de compresores y rodillos antes de emerger al final de la línea como láminas planas empaquetadas, listas para ser cortadas y dobladas a mano.

Las ventajas de esta mascarilla incluyen un nivel de eficiencia de filtración del 89% a partículas de 3 μm, una permeabilidad al aire de 459 litros / m2 / seg para una depresión de 100 Pa y un producto compostable local natural. Cuestan menos de un euro cada una, se pueden pedir en paqueres de 50, 250 o 400 máscaras, así como personalizar con distintos logos. La caja de 50 se vende por solo 34,29 euros.

Los clientes, en su mayoría de Europa y Canadá, han comprado hasta ahora 1,5 millones de máscaras de cáñamo desde marzo, según recoge World Economic Forum. Teniendo en cuenta que las desechables que acaban en el océano tardarán hasta 450 años en descomponerse, según el grupo de campaña Waste Free Oceans, vale la pena apostar por alternativas compostables elaboradas a partir de cáñamo o fibras de madera.

Fuente | World Economic Forum/design boom

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Andrea Núñez-Torrón Stock y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog