fbpx

la vieja protagonista de este pequeño lugar

Back to Blog

la vieja protagonista de este pequeño lugar

Tecnovortex llegó al mundo con el nombre alt-tab, era el weblog de un pibito al que le gustaba armar y arreglar computadoras.

Obviamente el nombre fue elegido por el comando que sirve para cambiar de programas en primer plano, pero el logo no reflejaba tanto nerdismo informático sino que tenía una latita de color magenta. Resulta que en algún momento vi que existía una gaseosa de la empresa Coca Cola Company que se llamaba así, y justo tenía un color que siempre me gustó. Bingo. La lata pasaba a ser parte del weblog.

De hecho, muchas personas lo llamaban «el blog de la latita», cómo si todo el contenido vertido pasase a un segundo plano. Por entonces, los artículos tenían otra frescura. Internet era mucho mas joven (al igual que nosotros) y los weblogs estaban de moda. alt-tab fue un blog personal pero más fue un hijo. Luego, cuando llegó la hora de tratar de hacerlo crecer, convertirlo en un magazine de Tecnología y ponerlo a competir en ligas mayores, apareció Tecnovortex.

Pero al poco tiempo llegó Youtube y la explosión de las redes sociales, así que en lugar de jugar en Champions, terminó en el Nacional B

Toda esta introducción no es más que para darle mi sentido homenaje a una gaseosa que nunca tomé, pero que fue parte de mi vida y probablemente fue un producto que sin querer hicimos un poquito más conocido en Argentina.

La TaB fue la primera gaseosa sin azúcar de Coca Cola Company. Apareció en 1963 con una publicidad muy dirigida hacia el público femenino y obviamente el enfoque era aquello de «cero calorías» pero desde una perspectiva muy tímida. Era algo lógico ya que tocar por entonces a la gallina de huevos de oro de la empresa y sacarle el azúcar no era válido.

Tab logró tener un nicho de mercado, pero con los años y la introducción de la Diet Coke (luego Coca Cola Light, y por último Coca Cola Zero) fue perdiendo lógicamente su posición, aunque creo que duró demasiado. Dicen que en el año 2011 solamente se fabricaban unas 11 millones de latas, un porcentaje casi inexistente a comparación de su hermana mayor.

Y cómo todo lo bueno termina (así como terminó alt-tab), es momento de despedir a Tab, que dejará de fabricarse a fin de año.

Lo más triste para mi, es que nunca la probé.

Asimismo, seguimos tomando TaB

¿Y vos, la probaste?

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog