fbpx

Los discos magnéticos ya fueron

Back to Blog

Los discos magnéticos ya fueron

Al menos en lo que respecta a informática hogareña de consumo, podemos decir que los HD’s de toda la vida, ya fueron.

La cosa empezó así: hace 10 años muy tímidamente los SSD’s comenzaban a aparecer en el mercado. Estaban los de 64GB y los de 128GB, valiendo estos últimos una verdadera fortuna. Muchos comenzaron a invertir en los primeros con la idea de tener solamente el OS y alguna que otra aplicación “liviana” en esta unidad mientras dejaban lo demás instalado en un Disco Rígido convencional.

La diferencia – por aquel entonces – entre un HDD y un SSD era realmente impresionante. Aunque quizás hoy en día es aún más (pero ya estamos acostumbrados y no nos impresiona tanto). Todavía recuerdo ver los primeros vídeos que mostraban comparativas y el SSD nos parecía un dispositivo que venía del futuro para hacernos la vida un poco menos infeliz. Y lo mejor, es que era cierto.

La introducción en el mercado fue lenta y el costo por GB era alto, pero de a poco se fueron abaratando y desde el 2015 en adelante un SSD de 120 o 128GB era probablemente la mejor compra que uno podía hacer para mejorar la PC si es que tenía el Sistema Operativo instalado en un HD convencional (incluso mucho mejor que agregar memoria RAM). De hecho, fueron épocas malas para los que hacíamos servicio técnico informático por varias razones cómo menos uso de PC’s, OS’s más estables y sólidos y una “satisfacción casi completa” de las necesidades de un usuario promedio con cualquier PC por más que tenga varios años encima, así que aquello de colocar el SSD se volvió una cuestión demasiado habitual. Hasta quizás la única por momentos

Un poco más cerca de este maldito 2020, comenzaron a aparecer unas unidades con la misma tecnología pero que utilizaban otro slot y aprovechaban el ancho de banda de la interfaz PCI Express. Las unidades M.2 arrancaron siendo muy caras pero con mucha velocidad bajaron de precio y se hicieron tan accesibles cómo las SSD (misma capacidad) y aquellas mas rápidas (NVME) un poco más costosas pero sin llegar a tener una diferencia abismal. Por fin, los usuarios de Notebooks, tenían aquella misma posibilidad que los usuarios de PC’s de escritorio y tener el famoso combo de SSD + HDD con la diferencia de que era M.2 + HDD.

El costo por GB por el piso

Lo que ha cambiado desde hace unos meses, es que aquellas unidades SSD “grandes” de 1TB o más que antes tenían precios casi inaccesibles ahora han bajado de precio drásticamente (al menos los modelos mas económicos cómo los SSD WD Green), poniéndonos realmente en duda si no vale la pena gastar “un poco más” y tener una unidad de 1TB como “esclavo” para tener videojuegos, vídeos para editar o archivos de rendering.

Y es que con la recomendación actual de M.2 o SSD rápido y un HDD a veces se sufre algún cuello de botella. Por ejemplo con juegos que ocupan mucho espacio (cómo el Cod: Warzone) a la hora de cargar los mapas. Al tener el juego en un SSD, por más “lento” que sea, los tiempos de carga se aceleran muchísimo con respecto al mejor HDD. Así que la recomendación va a tener que ir por ese lado.

M.2 NVME + SSD barato de 1TB

Desde ahora, mi recomendación – en caso de que se puedan gastar los ar$5000 de diferencia, claro – o comprar solamente un SSD de 1TB o, en caso de alguien que requiera mejores prestaciones, comprar un M.2 NVME para el OS y software y un SSD barato de 1TB cómo el WD Green de la imagen para juegos e información.

Por cierto, les confirmo que no son tan malos como sus pares magnéticos.

Obviamente existen casos en los cuales algún usuario avanzado o creador de contenidos necesite más storage. Quizás si hablamos de 4TB o más para guardar cosas mas frías (aquellas a las que no solemos tener tanto acceso cómo colecciones de películas o series, ROMS o instaladores de juegos) todavía el HDD siga siendo una buena opción.

Pero para la realidad de la mayoría de los usuarios, el HDD magnético ya fue.

Y le agradecemos tantos años de compañía.

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog