fbpx

Los niños, los videojuegos, el vicio y los límites

Back to Blog

Los niños, los videojuegos, el vicio y los límites

Cuando un niño, una niña (o un niñe) pasa de la edad de jugar juegos casuales en una tablet a una PC o consola, la cosa se complica.

Depende de varios factores, pero existe una edad en la que los chiquitos dejan de jugar a jueguitos muy simples a pasar a jugar a videojuegos más complejos. Llega la edad en la que buscan nuevas experiencias, en una PC o en una Consola y con amigos en línea. No se están dando cuenta, pero al final están viviendo una experiencia videojugeril muy similar a la de los adultos pero con juegos menos violentos.

Competencia, desafíos, recompensas, compras ingame y todos esos conceptos los ven de un sopetón y se acostumbran. Y lo peor es que en estas épocas de pandemia muchos padres los dejan más tiempo porque la verdad es que los chicos no tienen mucho para hacer cuando no están estudiando. Cómo dice el dicho… patear el problema para adelante (si es que existe un problema).

¿Está mal que los chicos jueguen online de tan chicos?

El concepto de jugar online de tan chicos no tiene muchos años. Probablemente se haya disparado con Minecraft y ahora un poco más cerca con Roblox. Juego al que está jugando mucho mi sobrina  de 10 años (y cada vez más) y me lleva a escribir estas líneas. Desde una perspectiva meramente gamer me da cierto orgullo que ella esté jugando videojuegos pero a la vez y hablando con los padres noto que existe un temor a que jugar mucho la termine perjudicando en sus estudios, su vida social o con la relación con sus padres.

Y acá es donde me quedo sin uñas para guitarrear. Ya que, primero, no soy padre, y segundo, cuando tenía la edad de ella yo jugaba a juegos que empezaban cuando prendía la Sega Genesis y se terminaban cuando la apagaba (salvo que haya guardado el password). Ahora, en cierto sentido, los niños se la pasan “pensando” en el videojuego, aún cuando no están jugando.

De hecho y sin ser psicólogo, no debe ser fácil para un niño tan pequeño enfrentarse a cosas cómo la frustración de perder, de ver cómo los amigos juegan mejor y muchas otras cosas más. Encima a esa edad a veces muchos son un poco crueles (sin quererlo, obviamente) lo que puede terminar incluso en bullying para muchos.

Millones de niños juegan Roblox todos los días. Y siempre está el objeto de ganar dinero de sus desarrolladores.

El tema para los padres es… ¿qué hacer? Y más cuando muchos – probablemente muchos lectores de acá tanto cómo el que escribe – sean unos grandulones que juegan mucho a videojuegos e incluso mucho online. La diferencia aplica a que la mayoría de los adultos sabemos, medianamente, administrar el tiempo que pasamos jugando y por sobre todo manejamos de otra manera las frustaciones (o mejor dicho, las frustraciones generados por un videojuego).

Hace poco pregunté en Twitter al respecto y me gustaron las respuestas de Leandro:

Control parental. Después de X cantidad de tiempo la PC/Celular se bloquea. Es automático y los padres no intervenimos en el corte. Ya sabe que se corta solo aunque esté a 1 minuto de ganar la final de cualquier juego. Confieso que en cuarentena le agrandé el limite diario.

Y de Philderan:

La verdad es jodida la pregunta y hoy aun sigo intentando de ver que es lo mejor. Antes que nada atenerse a PEGI. No es una boludez. Hay estudio detrás. Y el tema de “Jugar para ganar recompensas” es complicado también ( Skins, etc…) genera adicción. También le tuve que cortar un poco ROBLOX. Por 2 hechos: el primero por el tema de los ROBBUX y compras ingame que me parece para esos juegos un gasto innecesario. Por otro lado, es muy difícil tener el control de lo que juegan. Y tercero no me parece buena practica la de “Me aburri” juego a otra cosa.

Me encantaría que ustedes, queridos amigos, lectores – y algunos padres – comenten cómo manejan esto en sus chicos

El artículo Los niños, los videojuegos, el vicio y los límites apareció primero en Tecnovortex.

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog