fbpx

los secretos de la isla con la esperanza de vida más alta del mundo

Back to Blog

los secretos de la isla con la esperanza de vida más alta del mundo

Hoy exploramos los ejes que vertebran la dieta tradicional de Okinawa, la isla japonesa cuyos habitantes presumen de tener la esperanza de vida más larga del planeta.

El único país del mundo que supera a España en esperanza de vida se trata de Japón. Y poniendo el foco en el país del sol naciente, una región destaca en particular: se trata de Okinawa, la más grande de las islas Ryukyu ubicada frente a la costa nipona, entre los mares de China Oriental y Filipinas.

Por cada 100.000 habitantes, Okinawa tiene 68 que superan el siglo de vida, más de tres veces la proporción que se da en muchos otros lugares de occidente como Estados Unidos.

Cinco algas muy nutritivas que deberías incluir en tu dieta

La esperanza de vida tan larga de sus habitantes tiene un origen multifactorial, un cóctel de lotería genética afortunada, factores ambientales y un saludable estilo de vida. Entre todas estas variables, los expertos creen que una de las influencias más fuertes es la dieta típica de esta región insular. 

Dieta de Okinawa: claves de la alimentación tradicional de los longevos habitantes de la isla

La dieta tradicional de Okinawa es baja en calorías y grasas, mientras que es alta en carbohidratos. Enfatiza las verduras y los productos de soja como el tofu junto con cantidades ocasionales y pequeñas de fideos, arroz, cerdo y pescado. Aunque en la actualidad se ha occidentalizado y los hidratos se han reducido y las proteínas y grasas han subido, nos centraremos en su dieta siempre, que además, trata la comida como medicina y utiliza muchas prácticas de la medicina tradicional china. Destacan en ella la presencia de especias y plantas como la cúrcuma y la artemisa. También enfatiza el deporte y las prácticas de alimentación consciente.

En primer lugar, muchos de los beneficios de la dieta de Okinawa pueden atribuirse a su rico suministro de alimentos integrales, ricos en nutrientes y con alto contenido de antioxidantes, claves contra el deterioro cognitivo y el daño celular que causan los radicales libres, responsables del envejecimiento. Su principal fuente de calorías no es el arroz, como en otras zonas de Japón, sino la batata -también conocida como camote o boniato-, seguida de los cereales integrales, la soja o las verduras ricas en fibra.

Según detallan desde Healthline, estos los alimentos más importantes -gran parte de ellos de origen vegetal- que destacan en la dieta tradicional de Okinawa:

  • Verduras (58-60%): camote (naranja y morado), algas, brotes de bambú, rábano daikon, melón amargo, repollo, zanahorias, quingombó chino, calabaza y papaya verde.
  • Granos (33%): mijo, trigo, arroz y fideos
  • Alimentos procedentes de la soja (5%): tofu, miso, natto y edamame
  • Carnes y mariscos (1-2%): principalmente pescado blanco, mariscos y ocasionalmente cerdo, todos los cortes, incluidos los órganos
  • Otro (1%): alcohol, té, especias y dashi (caldo). En concreto, el té de jazmín se consume generosamente en esta dieta y las especias ricas en antioxidantes como la cúrcuma son comunes.

¿Qué alimentos se restringen o no forman parte de la dieta de Okinawa?

Esta dieta debido a la geografía particular y mayor aislamiento de las islas japonesas ha impedido que determinados alimentos formasen parte de la dieta, especialmente los procesados y ultraprocesados, así como varios tipos de carne. La dieta de Okinawa limita o elimina varios grupos de alimentos, incluida la mayoría de frutas, carnes, lácteos, nueces, semillas y carbohidratos refinados. 

Estos son los alimentos que no forman parte de la dieta:

  • Carnes: res, aves y productos procesados ​​como tocino, jamón, salami, salchichas, salchichas y otras carnes curadas o embutidos.
  • Productos de origen animal: huevos y lácteos, incluidos leche, queso, mantequilla y yogur
  • Alimentos procesados: azúcares refinados, granos, cereales para el desayuno, bocadillos y aceites de cocina procesados
  • Legumbres: la mayoría de las legumbres, excepto la soja.
  • Otros alimentos: la mayoría de las frutas, así como nueces y semillas.

Citando las mayores ventajas de esta dieta tradicional, la longevidad destaca de forma abrumadora: es el lugar del mundo que alberga más personas centenarias, aunque hace falta más investigación que la vincule. Es una dieta con gran capacidad antioxidante y antiinflamatoria, lo cual previene multitud de enfermedades. 

Algunos estudios sugieren que una dieta restringida en calorías compuesta por más carbohidratos y menos proteínas tiende a mantener una vida útil más larga, en comparación con las dietas occidentales con alto contenido de proteínas. Esta también es una dieta baja en grasas saturadas y azúcares refinados, los cuales se relacionan con enfermedades cardíacas, cáncer, obesidad y diabetes.

¿Cuál es la diferencia entre el tamari y la salsa de soja?

La presencia clave de la batata como fuente de aporte calórico es esencial: proporcionan fibra, son carbohidratos complejos con índice glucémico bajo y ofrecen nutrientes esenciales como calcio, potasio, magnesio y vitaminas A y C. Esta y otras coloridas verduras con presencia en la dieta nipona son ricas en poderosos compuestos vegetales llamados carotenoides.

Además de las restricciones de grandes grupos de alimentos -tradicionalmente excluidos por su ubicación geográfica- que pueden brindar interesantes aportes nutricionales, el mayor inconveniente de la dieta de Okinawa puede ser su alto contenido de sodio: algunas de sus versiones apuntan hasta 3200 mg de sodio por día, algo no recomendado para personas con presión arterial elevada.

Fuentes | Nippon.com/Healthline

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Andrea Núñez-Torrón Stock y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog