fbpx

Microsoft, ya no sos igual

Back to Blog

Microsoft, ya no sos igual

Satya se vendió al Infinite Loop
Y abandonó a quién lo hizo crecer
Ya no se puede más instalarlo en aquel AMD
Y ni siquiera tampoco, es posible en un 7700k

Porque anoche, me vine a enterar
Que mis compus, van a seguir en 10
Salvo una, que tiene un Ryzen con TPM… Ehh, Ehh

Ya no sos igual, ya no sos igual
Redmond vigilante, no te banco más
Ya nos igual, ya no sos igual
Redmond vigilante, no te banco más

Al principio de mi adolescencia fui por un breve lapso de tiempo un punkrocker. Fue algo que no duró mucho pero todavía recuerdo esas tardes tomando chocolatada con mi amigo Gerardo y escuchando Green Day, Ramones pero sobre todo una banda nacional llamada 2′ .

Dos minutos tenía canciones con letras muy pegadizas, una de ellas, “Ya no sos igual” contaba la historia de Carlos, un amigo de la banda que vivía en el barrio de Lanús y que, al convertirse en policía, se había transformado en otra persona, mucho mas seria y amargada. Nunca mejor dicho “un vigilante de la Federal”. Quizás estemos ante una de las analogías más extrañas de la historia de este sitio web pero creo que aplica más que nunca, ya que Microsoft, luego de más de 30 años y con el reciente anuncio de Windows 11 dejó de ser esa empresa amigable con la retrocompatibilidad de hardware que los Windowseros de toda la vida amamos desde que tenemos memoria. De hecho, existen decenas de vídeos de gente instalando Windows 10 en hardware viejísimo (a veces usando algún que otro hack) o también están esos fans que van actualizando desde Windows 3.1 a Windows 10, demostrando la impresionante capacidad de compatibilidad, hacia adelante, y también hacia atrás.

El TPM: un chip vigilante

Esa fue mi primera sensación al ver los requisitos mínimos para instalar Windows 11, los cuales, en realidad, son un poco tramposos. Digo tramposos porque cuando hablan de CPU dicen “bueno, con un Dual Core de 1Ghz y soporte 64 BITS vas a estar bien” pero eso es sólo una parte, ya que además, es necesario que el equipo cuente con un chip TPM (Trusted Plataform Module) que es un procesador especializado en tareas de seguridad que puede almacenar claves de cifrado y que añade una capa de protección que tiene funciones criptográficas, de cifrado RSA, funciones HASH y permite hacer mediciones e informes de la integridad del sistema. En definitiva, un chip vigilante.

¿Cuál es la razón por la cual tener un chip TPM sea un requisito excluyente para tener Windows 11? La gente de Microsoft dice que con este chip pueden mantener el OS mucho más seguro y evitar, en gran parte, muchísimos tipos de malware. El problema que hay con el TPM es que es una tecnología relativamente nueva (para lo que es X86, digamos) y fue implementada con la octava generación de Core de Intel.

Es decir, que alguien que tiene una PC con el fantástico y todavía bestial Core i7 7700k no va a poder actualizar su Windows 10 a Windows 11. Es insólito que un procesador que tiene una potencia de sobra para correr el próximo Windows 10 no pueda hacerlo por un tema de seguridades, y más cuando existe un grandísimo mercado hogareño que podría elegir si realmente necesita esa capa extra de seguridad.

Muy lindo pero… ¿COMO NO ME VAS A DEJAR INSTALARLO EN UN 7700K?

Porque… Windows fue siempre eso. Fue el concepto de Sistema Operativo pago por un lado (en el sentido de la licencia) pero a la vez fue el Sistema Operativo que intentaba andar en la mayor cantidad de PC’s posibles algo así como un “democratizador de la tecnología”. Y esta vez, al menos a mi, no me queda muy claro la razón por la cual dejan millones y millones de PC’s con potencia de sobra para actualizar sin poder hacerlo. Incluso yo, que tengo un Core i5 2500K en la PC del living y un i7 4770k en la PC del laburo, tampoco puedo. Ni hablar de las viejas Thinkpads que tengo por ahí pero que corren Windows 10 con mucha soltura. Tristísimo.

Encima, es un Windows 10 + 1

Windows 11 es lo más parecido a Windows Me que he visto, pero 20 años más tarde (para los que no saben, Windows Me fue un “lavado de cara de Windows 98SE con el agregado de System Restore). Porque, si vienen y me dicen que se trata de un Windows escrito totalmente desde cero, bueno, pero la realidad es que es Windows 10 con una capa visual más refinada (que por cierto, me encanta, eso es otra cuestión).

¿Sabrá Microsoft la cantidad de usuarios de Windows 10 que deja afuera? Si, porque tiene miles de métricas y gasta millones de dólares en investigación de mercado y un simple changarín de la cerveza cómo quién escribe no es nadie para decir que se está tirando un misil en el pie con la decisión.

¿Pensarán que la gente va a hacer un upgrade de hardware con mucho músculo sólo para ver ventanitas más lindas?

 

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog