fbpx

mis aventuras en una plataforma revolucionaria

Back to Blog

mis aventuras en una plataforma revolucionaria

La cuarentena hace cosas increíbles en el hombre, quizá por evidenciar lo mucho que nos necesitamos entre nosotros para mantenernos sanos.

Y si bien aplicaciones no faltan para comunicarnos (más bien sobran), el híbrido perfectamente balanceado entre zoom, skype, un messenger y un foro, vino a ser en esta cuarentena la que me haga la diferencia.

Discord es quizás la interpretación más moderna de una plataforma integral que suceda al mítico foro. En una combinación de salas de chat con posteos textuales y multimediales, con salas de voz, con permisos, estructuras y funciones automatizadas. La noción es básica: cualquiera puede crearse un servidor de Discord (completamente gratuito), y configurar tanto “canales” como “roles” y “permisos”.

Algo que quizás a más de un sysadmin le parezca completamente lógico y natural, poder determinar quien puede y quien no acceder, escribir, ver, editar o eliminar un mensaje, o un canal. Y solo con estas nociones básicas se puede lograr una infinidad de servidores configurados de maneras distintas o dispares. Ni hablar cuando involucramos bots en el asunto.

La accesibilidad es fundamental en una aplicación social, y Discord no podía quedarse atrás, con aplicaciones para móviles, escritorios y hasta una webapp que anda directamente en una pestaña de navegador. Que si bien al principio no son del todo intuitivas, con un poco de “paseo” por la plataforma es relativamente fácil acceder a la mayoría de sus funciones.

Y esto es todo lo que puedo venir a decir sobre Discord en un aspecto técnico, donde tenemos redes de mensajería orientadas a la seguridad o anonimato, o redes sociales orientadas a la masividad, Discord se especializa en armar y fomentar comunidades, donde priman les reglas y roles.

No obstante, se entiende que nada de lo gratuito es gratis, y se sobreentiende que un servicio como este debe poder capitalizarse mediante algún método. Y su metodo de capitalizacion es bastante accesible y justo en general.

Uno puede contratar un premium mensual, que le permite tener acceso a una serie de funciones estéticas y banales (como acceso a emojis personalizados, o iconos en nombres), que también te da acceso a poder “boostear” un servidor. Que digamos que mientras mas “boost” tenga este servidor, más acceso tendrá a ciertas funciones de lujo, como mejor calidad en llamadas, o poder poner un icono animado.

Algo que a mi criterio, me parece completamente justo (y hasta a veces generoso), viendo lo útil que son sus elementos gratuitos y lo bien cuidada que está la plataforma. No obstante, mi fascinación con la plataforma no proviene de su excelente servicio si no de las dinámicas sociales que uno ve surgir en plataformas como esta. Especialmente si está correctamente administrada.

En un principio está la informalidad de un canal de voz versus la formalidad de una llamada.

El canal de voz, viene a reemplazar simbólicamente (especialmente en cuarentena) a una plaza pública. Donde uno puede con libertad entrar y salir sin compromiso ni cita alguna.

Esto conlleva a una dinámica en la que se pierde la tensión o el compromiso de una llamada. Donde cortar de la nada puede ser visto como una ofensa, o volver a llamar puede sentirse como una molestia. El tener la libertad de poder entrar, le quita la responsabilidad a la llamada.

Cuyo único requisito para hablar con el grupo, es el de conectarse temporalmente a un canal de voz en son de esperar a que alguno se meta. Algo que genera una reacción en cadena, y termina en llamadas de usualmente 7 personas.

Si bien suena demasiado millenial ante los ojos de la vieja escuela, no puedo dejar de ver a los servidores de Discord como el reemplazo moderno y pulido de los viejos foros de antaño. Y no podría recomendar más el uso y adopción de la red social, especialmente en estos tiempos de pandemia global.

Para aquel que esté interesado, tenemos un servidor con unos amigos, donde pasamos un buen rato hablando, jugando o debatiendo.

Y quien sabe si uno de estos dias, si la gente lo pide, y el capo lo permite, aparece el Discord de Tecnovortex.

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog