fbpx

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad y cómo acogerte a ella?

Back to Blog

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad y cómo acogerte a ella?

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Business Insider y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

La Ley de Segunda Oportunidad se utiliza para exonerar o cancelar deudas. Es un mecanismo que equivale los procesos concursales de las empresas, pero a nivel particular o para los trabajadores autónomos.

Muchos usuarios se han topado con la famosa Ley de Segunda Oportunidad.

Es un concepto que no es nuevo en territorio español, pero que ha saltado a la palestra, especialmente tras los efectos nocivos derivados de la crisis financiera del 2008. ¿En qué consiste y de qué manera se puede utilizar?

En primer lugar, cabe explicar que la Ley de Segunda Oportunidad se utiliza para exonerar o cancelar deudas.

Es un mecanismo que equivale los procesos concursales de las empresas, pero a nivel particular o para los trabajadores autónomos. Está reglada por la Ley 25/2015, de 28 de julio, de segunda oportunidad, disminución de las cargas financieras y otras posibilidades en el ámbito de lo social.

En definitiva, la  Ley de Segunda Oportunidad se trata del proceso administrativo a través del cual se busca sortear la quiebra personal, mediante el cumplimiento de determinados requisitos. Dicho de otra forma, un proceso para hacer una negociación con el banco u otra entidad acreedora y, frente a la posibilidad de no alcanzar un acuerdo, como puede pasar al reunificar deudas, solicitar la cancelación de la deuda al juez.

Qué requisitos se necesitan para solicitarla

En primer lugar, cabe destacar que la Ley de Segunda Oportunidad está, efectivamente, configurada para particulares y trabajadores autónomos, esencialmente. Por tanto, el texto legal recoge cuáles son las condiciones que se deben tratar para iniciar el trámite correspondiente.

Básicamente se resume en 3 requisitos básicos:

  • Se ha de acreditar que no se dispone de un patrimonio suficiente como para hacer frente al endeudamiento que se tiene o que ese patrimonio ha quedado ya liquidado.
  • La buena fe del deudor.
  • Por otra parte, las deudas u obligaciones en total no podrán superar en ningún caso los 5 millones de euros.

Cómo puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad y qué puedes conseguir

Lo primero de todo, es tratar de lograr un acuerdo extrajudicial con la entidad financiera en concreto con la que tengas deudas. Consiste, básicamente, en la celebración de una reunión para renegociar las condiciones de la deuda con los acreedores.

Este acuerdo estará tutelado por un juez, existiendo la posibilidad de intervención de un mediador concursal que intente alcanzar el acuerdo. Dicho mediador será asignado por el notario a través del que se solicitó la Ley; si el deudor se trata de un empresario, el mediador será asignado por el registrador mercantil. Recurrir a la vía judicial ha de tomarse como la última de las opciones.

Sin embargo, en caso de que no se pueda llegar a ese punto medio es cuando se activa la posibilidad de la Ley de Segunda Oportunidad. Con ella, primeramente, cabe destacar que no se eliminan todas las deudas del particular o autónomo. Y es que el artículo 178bis hace una aclaración sobre que se podrán cancelar las deudas ordinarias y subordinadas y la parte exceda de la garantía en un crédito privilegiado. Así el endeudamiento que está pendiente de pago.

Los 7 países con más deuda pública en relación al PIB

Eso sí, no se contabilizan las deudas que se hayan acometido tras iniciar el procedimiento judicial, por lo que si sigues endeudándote, este mecanismo hará que ese nuevo apalancamiento no compute.

En referencia a las hipotecas, quedarían al margen de la Ley de la Segunda Oportunidad las deudas garantizadas con prenda e hipoteca, pero esto no se traduce en que no pueda ser aplicada a los préstamos hipotecarios. La legislación española actual dicta que, si no se obtiene suficiente dinero para saldar la hipoteca una vez vendida la vivienda, todavía se deberá la cantidad restante.

Por otra parte, en cuento a las deudas con Hacienda o la Seguridad Social, también hay efectos. De hecho, una sentencia del Tribunal Supremo en Julio de 2019 permitía la exoneración de hasta un 70% de las deudas contraídas con el erario público. Así, la judicatura tiene el poder de decisión de condonar parte de las deudas con la Seguridad Social y con Hacienda para los autónomos que se acojan a dicha ley.

*Artículo original publicado en Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog