fbpx

Qué es y cómo puede afectar a tu página web

Back to Blog

Qué es y cómo puede afectar a tu página web


5 de agosto | Por Juan Merodio

Hoy día las malas praxis en las técnicas de posicionamiento, como son los trucos que hay detrás del Black Hat SEO, son prácticamente inexistentes. Sin embargo hubo un tiempo, cuando aún Google no tenía tanto control sobre ellas que servían para posicionar webs y contenidos.

Era muy frecuente oír hablar de ellas, incluso leer recomendaciones sobre cómo utilizarlas para engañar a los buscadores y obtener recompensas fraudulentas.

A día de hoy es algo que debes evitar en tu sitio web a toda costa. Su implementación puede salirte muy cara, incluso puede tirar por tierra todo el trabajo que hayas hecho de forma honesta para subir posiciones en el ranking de Google.

Las penalizaciones impuestas por el buscador pueden suponer un duro golpe para todo el esfuerzo de tu equipo de marketing. Además de bajar tu retorno de la inversión en tu estrategia SEO.

En este post vamos a ver qué es exactamente el Black Hat SEO, cuáles son las acciones que hay detrás de él y qué efectos puede ocasionar en tu sitio web.

Black Hat SEO: ¿Qué es?

No sé si alguna vez has oído hablar de los famosos atajos para llegar a la cima de los buscadores más rápido y antes que tu competencia. Esos atajos, cuyo origen es de dudosa honestidad y transparencia, son los que definen qué es el Black Hat SEO.

En otras palabras, hablamos de trucos que buscan engañar a Google para que éste les dé la recompensa de subir puestos en las SERPs.

Más adelante, te hablaré de cuáles son esos trucos o acciones de Black Hat SEO. Lo que veremos ahora es que Google no ha llegado donde está por cuestiones de azar.

Y es que Google es el buscador más consolidado del mundo porque cuenta con un algoritmo que va cambiando con el tiempo, a fin de ofrecer los mejores resultados en las búsquedas que hacen los usuarios. En cuanto detecta acciones fraudulentas que no corresponden con contenido de calidad y valor los penaliza. Y créeme que los detecta.

White vs Black Hat SEO

La buena noticia de todo esto es que al igual que existen malas praxis que afectan al SEO de forma negativa cuando son descubiertas, también hay buenas prácticas que no solo favorecen el posicionamiento, sino que influyen de forma positiva en el prestigio del sitio web y en la calidad de su trabajo. A esto se le llama White Hat SEO.

Veamos cuáles son las principales diferencias que hay entre White Hat vs. Black Hat SEO:

Uno de los parámetros que más valoran los motores de búsqueda es el uso de las palabras clave. Deben estar repetidas un número determinado de veces, según la longitud del texto, para que se posicione el contenido.

Estas keywords deben incluirse de forma natural, para facilitar la comprensión lectora al usuario. Y eso es precisamente lo que hace el White Hat SEO.

Sin embargo, al Black Hat SEO solo busca repetir un número infinito de veces la palabra clave, olvidándose  del lector. Esto por suerte ya es penalizado por Google. Pero hasta no hace mucho era muy fácil encontrar textos que parecían escritos por robots.

  • Forma de conseguir enlaces

Los que apuestan por el Black Hat SEO, se dedican a comprar enlaces procedentes de dominios con buena autoridad para conseguir un mejor puesto en el ranking. Esta práctica tampoco está bien vista ni valorada.

Los más fieles a la calidad y al algoritmo de Google hacen link building, que podría decirse que está más alineado con el White Hat SEO, pues consiste en conseguir enlaces entrantes de forma natural.

Lo que Google valora es que al conseguir esos enlaces tu contenido es de calidad. Pero, para que así sea, necesitas hacer un trabajo previo de análisis de sitios web, backlinks de tu competencia y construcción de tu propio sistema.

Como podrás imaginar, una praxis que solo le importa conseguir buen posicionamiento aunque sea sacrificando la compresión de sus textos, no puede generar contenidos de calidad. Es lo que le ocurre a los que practican Black Hat SEO.

Pero, por contra, los que ponen al usuario como prioridad máxima, son conscientes de la importancia que esto tiene y generan contenidos de calidad excelente. Esto es lo que más valoran los motores de búsqueda y por tanto, los sitios web que siguen las directrices del White Hat SEO no solo satisfacen al usuario, sino que también al propio Google.

Efectos del Black Hat SEO en tu web

¿Qué consecuencias tienen las acciones de Black Hat SEO en tu web y en tu negocio? Como era de esperar, toda mala gestión o mala actividad tiene sus efectos secundarios. En el caso del tema que nos ocupa, son los siguientes:

Penalización de Google

Google vigila muy cerca a todos aquellos sitios web sospechosos de estar cometiendo acciones negativas en sus contenidos. Para este buscador lo primero es la calidad que ofrece al usuario y, por eso, es algo que lleva de manera muy estricta.

En cuanto identifica sitios web que no siguen estas directrices los penaliza, impactando de forma muy negativa en su posicionamiento. Normalmente, los lleva hasta puestos muy inferiores y apenas visibles de su ranking.

Mala reputación del sitio web

Como consecuencia de estas penalizaciones, tu sitio web apenas será visible o estará en posiciones muy bajas del ranking de Google. Esto hará que cada vez sean menos personas las que te encuentren al introducir un término de consulta en el buscador. Y, por tanto, la reputación de tu sitio web y de tu negocio bajará notablemente.

Además, a esto hay que añadirle que los motores de búsqueda te clasificarán como SPAM y volver a recuperar tu estatus te será muy complicado.

Detrimento de la imagen de marca

Por último, si aplicas Black Hat SEO en tu web, puedes hacer sentir incómodos a los usuarios que la visiten. El principal motivo es el descuido de la calidad de los contenidos e información que en ella ofreces. Esto provocará que no quieran volver a ella nunca más.

Por otro lado, si pierdes visibilidad, tu marca cada vez será menos reconocida, a no ser que inviertas en otro tipo de acciones desligadas del SEO. Y, como última consecuencia, tu imagen de marca se verá afectada.

Acciones de Black Hat SEO

Hemos hablado de White Hat vs Black Hat SEO, de efectos que derivan de esta mala praxis, y solo nos queda saber qué acciones son las que están detrás de todo esto. A continuación, te explico las más relevantes:

Acción 1: Cloacking

Esta acción consiste en crear dos tipos de contenidos. Uno para los motores de búsqueda y otro para el usuario. De esta forma, se intenta conseguir satisfacer los requerimientos de ambos y ganar puntos de las dos partes.

El cloaking se traduce como encubrimiento, porque lo que hace es ocultar información tanto a unos como a otros.

Acción 2: Keyword Stuffing

Consiste en añadir de forma incontrolada y desmedida palabras clave por todo el texto, sin importar si es legible o no. Aquí el usuario pasa a un segundo plano y lo único relevante es conseguir un buen posicionamiento en el ranking de Google.

Stuffing quiere decir relleno, y eso es precisamente lo que hacen quienes utilizaban o utilizan esta táctica.

Esto con los cambios en el algoritmo del buscador ya es prácticamente imposible. Imagina que hicieras una búsqueda y te encontraras resultados que parecieran escritos por robots. Probablemente dejarías de usarlo. Y ese no es el objetivo de Google.

Acción 3: Ocultar texto

De esta forma, se consigue incluir palabras clave sin que afecte al contenido. Por ejemplo, si el fondo del sitio web es blanco, añaden un listado de keywords en ese mismo color para conseguir posicionar sin que el lector se de cuenta.

Ocultar el texto es otra de las maniobras que practican los más aficionados al Black Hat SEO, camuflándolo con el fondo del sitio.

Acción 4: Comprar enlaces o hacer SPAM

Hoy en día, la compra de enlaces sigue siendo una de las prácticas más usadas del Black Hat SEO. Hacerlo de forma orgánica requiere más trabajo y esfuerzo.

Por otro lado, hay quienes optan por hacer SPAM en sus propios contenidos llenándolos de enlaces que van hacia la página que se quiere posicionar.

Ni una acción ni la otra agradan a Google. De hecho, vigila muy de cerca todo el engranaje de enlaces y, cuando detecta que ha habido un uso incorrecto, penaliza.

Si estabas llevando a cabo alguna de estas acciones sin saber que era una mala praxis, acaba con ella de raíz y apuesta por un posicionamiento natural que cumpla con las directrices de Google.

Ahora espero más que nunca que no hagas Black Hat SEO en tu web. ¡Tus usuarios y tu negocio te lo van a agradecer!

Compartir >>

Nos encanta recomendar el mejor contenido, por eso no te pierdas el siguiente artículo de Juan Merodio y no dejes de visitar su página!
Ver Original:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog