fbpx

Recomendaciones para actualizar – y mejorar

Back to Blog

Recomendaciones para actualizar – y mejorar

¿Qué hacer cuando por ciertas cuestiones no podés cambiar de PC?

Si sos lector de Tecnovortex seguramente sabrás que las PC’s nunca se cambian una por otro, sino que es una evolución constante. Es cómo Arch Linux, la Distribución de GNU/Linux que se va actualizando de manera constante.

Por lo general, los entusiastas le llamamos “cambiar de PC” al hecho de cambiar la plataforma. ¿Qué es la plataforma? Básicamente se trata del famoso combo Motherboard + Microprocesador + Memoria RAM. Por ejemplo, una de mis PC’s tiene cómo plataforma un Motherboard ASUS Maximus Hero VII – Core i5 4690k – 4 x 8GB DDR3. Muy bien, esa es la plataforma.

En el caso particular de esa máquina, yo la actualicé mucho. Y quiero ponerla de ejemplo, porque considero que “hice todo bastante bien” con este equipo, por más que ahora ya no le queden muchas uñas para guitarrero.

Cuando compré la plataforma, la había comprado con 8GB. También tenía un SSD de 120GB y un HD de 1TB. Lo primero que hice fue comprar un SSD Samsung EVO de 240GB que ofrecía mejores tasas de transferencia y comencé a agregar más memoria, 8GB a la vez.

Podría haber frenado con 16GB, lo sé, pero en el momento que las iba comprando la memoria RAM estaba muy barata, así que la dejé con 32GB.

Con la placa de vídeo fue bastante lineal. Yo siempre les digo a todos mis amigos y conocidos que la mejor placa de vídeo que vamos a tener es la siguiente y que no se vuelvan locos porque es lo más fácil de cambiar. Recomiendo no hacer compras extremas (lo que hoy sería una 2080ti) sino ir actualizando cada año, año y medio por placas del rango de los U$S250/300 ya que ofrecen las mejores relaciones precio/prestaciones. Lo que tenés se vende fácil y no hay tanta diferencia de plata con lo que querés.

Por esta plataforma pasaron varias placas de vídeo. Arrancó una Radeon HD5770, luego iría una Geforce GTX 970 (que se fue a la PC de la TV), mas tarde vendría una Radeon RX 570, RX 580, RX 5500XT y ahora tiene puesta una Geforce GTX 1660 Super, la que, claramente, no tiene el potencial de empuje (mal llamado “cuello de botella”) y podría rendir muchísimo más de lo que rinde ahora con el viejo i5 de cuarta generación que overclockeado y todo, ya está dando muestras de su edad.

El objetivo: potenciar al máximo la plataforma

Lo que hay que hacer, en resumidas cuentas, es tratar de que la PC que uno tiene se potencie al máximo. Por ejemplo, luego de disfrutar por un par de años el SSD Samsung EVO llegué a conseguir una unidad M.2 NVME de GIGABYTE y realmente, lo digo en serio, es un salto generacional en performance. Obviamente la diferencia entre éste y un SSD no es tan abrumadora cómo lo es la diferencia entre un SSD y un HD convencional, pero se nota, y bastante.

Así que, cuando alguien me hace la pregunta: ¿qué debo actualizarle a mi PC? Siempre le digo que “depende”, pero va más o menos así:

  • Si tenés un HD mecánico, lo PRIMERO que tenés que hacer es ponerle un SSD como mínimo.
  • Si tenés 4GB de RAM, ponele al menos 4GB más (recomendados 8GB) a la PC que sea.
  • Si tenés 8GB, podés agregarle 8GB más siempre y cuando juegues y tengas SSD.
  • Si tenés un SSD viejo y tu PC soporta M.2 NVME, podés considerar el upgrade.
  • Si tu placa de vídeo está quedando vieja, cambiala sin dudar. Va a andar en la próxima PC.

El tema, por ejemplo, se puede complicar cuándo el usuario tiene un AMD FX con 8GB DDR3 y SSD. Se trata de casos donde todavía la plataforma aguanta juegos y aplicaciones pesadas acompañado de 16GB de RAM y una placa de vídeo decente cómo la RX 580 (por poner una). En esos casos todo depende del bolsillo de cada uno, pero digamos que hasta AMD FX 8000 y Intel i5 2550k (mi PC de TV) todavía se podría recomendar mejorarlas para la guerra. Aunque obviamente, todo depende del uso que se le va a dar.

Otro ejemplo. El M.2 NVME que compré tranquilamente lo podría haber evitado para la plataforma que tengo ahora, pero a su vez, es obvio que es una de las cosas que voy a ponerle a la nueva plataforma que voy a utilizar (muy probablemente AMD X570 y Ryzen 3600X). Al igual que la Geforce 1660 Super y los HD’s WD Black.

¿Y la fuente? Siempre es un buen momento para mejorar la fuente. Yo en su momento invertí bastante en una XFX de 750 Watts modular que no deja de traerme alegrías, pero cómo siempre digo: la fuente a veces queda con vos por 3 o 4 plataformas. Así que es una compra que dura.

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog