fbpx

Si, un simulador de camiones puede ser divertido

Back to Blog

Si, un simulador de camiones puede ser divertido

Me detengo al costado de la carretera. El paisaje es demasiado bello cómo para disfrutarlo tranquilo, mientras me fumo un Marlboro.

Estoy transportando una carga de atunes congelados desde San Diego hasta el corazón de Los Angeles. Si bien tengo monitoreo de GPS en esta unidad le diré a mi jefe que me bajé porque sentí que una de las ruedas tenía baja presión a pesar de que los sensores del Mack que estoy manejando me marcan que está todo correcto.

Mientras termino de dar las últimas pitadas pienso… “no puede ser esta puesta de sol, ojalá Mary y las chicas estén bien en casa”. La vida del camionero es dura, aunque tiene sus cosas buenas, cómo el tremendo bife americano que comeré a la vuelta en The Highway’s Tale de mi amigo Billy.

Guillermo Mayoraz – Camionero, actualmente empleado de Iron’s Travels.

Volverse fan de un juego que nunca creí que jugaría

Debo reconocer que:

  • Cuando Steam me recomendaba un Simulador de Camiones pensaba que los que jugaban este tipo de juegos eran unos pelotudos.
  • Cuando veía algunas thumbnails de gente jugando un Simulador de Camiones en Youtube, pensaba que estos tipos eran pelotudos.

Yo siempre fui medio estructurado con los videojuegos (y con muchas cosas más). No podía concebir un juego de vehículos que no sea de Formula 1, de Rally o un simulador de velocidad “de verdad” cómo Race Driver, Gran Turismo o Forza. “No podés querer manejar cosas lentas” le decía a mis amigos cuando tocábamos estos temas. Cómo si el glamour desprendido de los superautos fuera lo único divertido del mundo. Quizás esa sensación de exclusividad tiene su encanto, claro, pero también sé que estaba equivocado y fui de mente cerrada.

Y no fue hasta que vi a Tomles mostrando cómo jugaba a American Truck Simulator (con casco VR y volante) diciendo “no puedo creer lo divertido que es este juego” que me di cuenta que quizás me estaba perdiendo de algo bueno, como me pasó hace años al instalar Flight Simulator X y jugarlo sin parar durante meses.

Me decidí – en parte por el precio del juego que equivale a menos de una redonda de muzzarella en una pizzería de barrio – y fuí por American Truck Simulator (2016) el cual es el último juego de la compañía Checa SCS Software, responsable de otros simuladores cómo Euro Truck Simulator (2012), Bus Driver (2007) y 18 Wheels of Steel (2002) por lo que algo de experiencia tienen en el tema.

Y así arranqué mi primer viaje. Obviamente todavía no soy dueño de ningún camión (apenas tengo un puñado de dólares) pero descubrí un juego que me alejó de esas largas rondas de tensión, adrenalina y frustración que me generan tanto FIFA 20 cómo Call of Duty. Saco el camión, me acomodo en la silla, miro la hoja de ruta y disfruto del camino.

Cómo bien dice su nombre, se trata de un simulador. Si bien puede ser puro y duro, cuenta con ciertas ayudas para que aquellos que nunca hemos subido a un camión, la idea del juego es que al jugarlo tengamos la sensación de que estamos manejando un camión y la realidad es que el juego lo logra y con creces. Manejar un camión con una carga importante no es joda. Hay que tener mucho cuidado al doblar, al acelerar, frenar y sobre todo al meterse en una ruta ya que hay que calcular muy bien los vehículos que vienen sobre la misma y nuestra aceleración, por ejemplo.

Lo que más me gustó de este juego es las sensaciones que genera. Es un juego que da calma, relaja y se disfruta. Un viaje de horas en el mundo virtual (que todavía no es manejado por la familia Moyano) se vuelve un paseo donde la cabeza se pone en pausa y desconectamos de todos los problemas de la vida por un rato.

Quizás, estos tipos de la República Checa le metan algo en el sonido, o en los gráficos, que genera una adicción inexplicable. Pero si sos igual que el Guillermo Mayoraz de principios de Julio que pensaba que un simulador de camiones era para pelotudos, te recomiendo darle una oportunidad. Quizás al fin y al cabo, el Guillermo Mayoraz de ahora no sea tan pelotudo cómo parezca, a pesar de jugar un simulador de camiones

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog