fbpx

Windows 95, 25 años después

Back to Blog

Windows 95, 25 años después

Hace 25 años, estábamos instalando Windows 95 en la PC de Leo, un amigo de la primera cuya amistad continuamos en la secundaria.

Eran – si mal no recuerdo – 13 disquettes que tardaron una eternidad, o quizás fue la ansiedad de ver si ese Sistema Operativo que había salido en las noticias era tan bueno cómo habían dicho en los noticieros. Recuerdo que el padre de Leo trabajaba en un banco importante y había conseguido los disquetes de instalación en el trabajo. Y cómo era un entusiasta decidió usar su PC cómo conejillos de indias.

“Entren al disquete y ejecuten setup.exe”

Eso nos dijo el padre de Leo. Por entonces las PC’s familiares no eran lo que hoy. No había música, ni películas, tampoco muchos documentos (que descansaban en algunos disquetes). Sí había algunos juegos pero eran bastante chotos comparados con una Super Nintendo, con el perdón de las aventuras gráficas de Lucas Arts, por lo que actualizar una PC no era demasiado riesgoso cómo podría ser ahora. Así que nos pusimos manos a la obra.

Tardó, pero el 486 DX2 ejecutó la instalación cómo un campeón y luego de un par de reinicios viví, quizás, el salto generacional más grande que he vivido en la informática. Pasar de usar Windows 3.1 a Windows 95 fue cómo pasar de usar una bicicleta a un automóvil. Los cambios fueron tantos que es difícil puntualizar uno a uno y explicarlo de esa manera. Prefiero decir que con Windows 95 fue la primera vez que los usuarios sentíamos que dejábamos de usar una interfaz gráfica de DOS y comenzábamos a usar un Sistema Operativo de verdad.

Windows 95 fue, a mi entender, el verdadero primer Sistema Operativo moderno. El botón de Inicio organizaba las acciones y las tareas de una manera que nunca dejó de utilizarse – aunque se fue mejorando sustancialmente – y el punto cúlmine para permitirle a Microsoft convertirse en el gigante maléfico en el que se llegó a convertir a finales del milenio pasado. Es tanta la influencia que ha tenido Windows 95 en la computación personal que es muy probable que cualquiera que usa Windows 10 ahora no se sienta “perdido” si por alguna razón le toca utilizar una PC con este vetusto sistema.

No era perfecto, claro. Eso del plug&play que prometían fue una mentira que duró también con Windows 98 y se comenzó de implementar de verdad en Window 95. El Sistema era bastante inestable y por más que se contaba con muy buen hardware era común sufrir pantallas azules de la muerte de vez en cuando. Además, solíamos sufrir de varias inconsistencias y tener que volver a DOS para hacer muchas cosas. Cuestiones que por haber hecho algo tan disruptivo fueron bastante lógicas que sucedan.

A 25 años del lanzamiento de Windows 95, debo reconocer que varias cosas han cambiado. Ahora la informática no tiene ese ímpetu de juventud que se vivía por aquel entonces (ni nosotros tampoco). En la actualidad todo funciona, todo es rápido (incluso en hardware medianamente antiguo) y los errrores de estabilidad son realmente esporádicos. Se extraña un poco aquel lejano oeste de las PC’s.
Gracias por todo, Microsoft.

Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog